Vegap Habla

Información periódica sobre Arte, Gestión colectiva, Creadores visuales, Derecho de autor, Ley de propiedad intelectual, Derechos morales, Derechos económicos.

Números anteriores:
Vegap Habla

LA GUERRA SUCIA DE LAS PLATAFORMAS

Tal y como hemos informado, en anteriores boletines, el 5 de julio pasado se celebró un plenario en el Parlamento Europeo para debatir el informe que había presentado la Comisión JURI en relación con el proyecto de Directiva de Mercado Único Digital.

El resultado de las votaciones sobre la propuesta de redacción del artículo 13, de esa Directiva, favorable a la remuneración a los autores por el uso de sus obras a través de las plataformas de servicios y por parte de los proveedores de accesos, no fue aprobada por un pequeño margen. Ello ha forzado a retomar el debate sobre este artículo el próximo día 12 de septiembre.

Una cuestión que ha quedado entre bambalinas, y sobre la que hay muy poca información, es la de las maniobras inspiradas por las plataformas digitales para influir en las voluntades de los europarlamentarios.

Recientemente, el periódico alemán Frankfurter Allgemeine ha publicado un artículo muy clarificador sobre esta cuestión, de Volker Rieck, Director General de File Defense Service, una empresa alemana especializada en la lucha contra delitos informáticos (tales como el phishing), bajo el título “Anatomía de un pirateo político” en el que se explican cuáles han sido los detalles de las maniobras de intoxicación realizadas por las empresas que representan los intereses de los grandes gigantes que controlan las actividades en Internet hoy en día.

La europarlamentaria alemana Julia Reda, que ocupa el único escaño que tiene el partido Pirata en el Parlamento Europeo, es la abanderada de una campaña que intenta hacer creer a los ciudadanos europeos que la aplicación de las compensaciones a los autores mediante el licenciamiento a las plataformas conlleva un atentado contra los derechos personales de los internautas, la libertad de expresión y su intimidad.

Ha llegado incluso a manifestar que esta actividad de licenciamiento, por el uso de las obras protegidas, afectaría a los “memes”, que podrían ser prohibidos. Todas ellas son afirmaciones sin ningún fundamento jurídico, con el único ánimo de afectar a la voluntad de los ciudadanos y de los parlamentarios, las tristemente conocidas fake news.

En realidad la propuesta de la Comisión del Parlamento Europeo, deja fuera de la responsabilidad regulatoria a los consumidores y ciudadanos, pues son las plataformas las que vienen obligadas a suscribir licencias con las organizaciones que representan a los autores, quedando legitimadas las actividades de los ciudadanos y sin que se afecte de modo alguno ni a su intimidad ni a sus datos personales.

Pero además de la naturaleza falsaria del mensaje, hay que hablar de la forma en que se ha realizado la campaña, fingiendo que ha sido promovida por una gran cantidad de internautas para influir en la decisión de los parlamentarios.

Volker Rieck ha desenmascarado la campaña creada por Copyright for Creativity (C4C), promotores de #saveyourinternet.eu.

En realidad, C4C solo tiene 42 miembros y no decenas de miles, y está financiada por la Open Society Foundation (de George Soros) y por Computer & Communications Industry Organization, miembros de la US Industry Association, que incluye en su seno a Amazon, a Facebook, a Google, a Cloudflare, a Mozilla o Uber.

La campaña se desarrolló sin que fuera claro cuáles eran los organismos emisores, ignorando la exigencia que establece la Directiva de Comercio Electrónico sobre la identidad de las empresas o personas que están detrás de los envíos.

Durante la semana anterior a la votación, los buzones de correo electrónico de las delegaciones europeas se vieron inundadas por un total de 6 millones de emails, que fueron enviados mediante robots, es decir mediante “phishing”.

Se estima que cada diputado europeo recibió entre 50.000 y 70.000 emails, todos ellos repitiendo la misma argumentación, carente de fundamento jurídico, alarmando a los diputados sobre unas ficticias lesiones a los derechos de privacidad, de unos supuestos ciudadanos, que en realidad no existen.

Wikipedia también se unió a la campaña, aun cuando la Directiva es completamente irrelevante para Wikipedia y para sus intereses. A ello probablemente ha contribuido el hecho de que el jefe de oficina de Julia Reda, la europarlamentaria pirata, Mathias Schindler, fue hasta 2014 el Jefe de Proyecto de Wikipedia.

Los mails, los twitters y el terror telefónico han generado sus efectos. Por ello, muchos eurodiputados no atendieron la votación y aquellos que inicialmente iban a votar a favor, consideraron que se encontraban ante una protesta real, por lo que reconsideraron su votación.

Estos hechos, nos hacen reflexionar sobre la Democracia y su libre ejercicio en una época en la que las grandes corporaciones ponen al servicio de sus intereses unas herramientas tecnológicas en perjuicio del interés general.

www.europeforcreators.eu
#EuropeForCreators
@EUForCreators


2018 © Todos los Derechos ReservadosPolítica de privacidadAviso legal
VEGAP


Nuñez de Balboa, 25

28001 Madrid

Tel: 91 532 66 32

Fax: 91 531 53 98


infomad@vegap.es

VEGAPVEGAPVEGAP
VEGAP

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales