Septiembre 2016 VEGAP

Entrega manifiesto en Ministerio de Educación, Cultura y Deporte: Por el derecho a seguir creando

El pasado viernes 6 de noviembre numerosos escritores, compositores, cineastas y demás intelectuales se presentaron frente al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para simbolizar su protesta ante las medidas legislativas adoptadas por el gobierno.

Según la legislación actual, cobrar una pensión es incompatible con la actividad creadora. Desde 2012, cualquier profesional de la creación jubilado que desee continuar desarrollando su actividad intelectual ha de elegir entre dejar de hacerlo (o hacerlo gratuitamente) o renunciar a su pensión. La decisión -adoptada por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social- está ocasionando graves perjuicios para los creadores, especialmente para aquellos que cuentan con menores rentas, pero también un daño incalculable al desarrollo de la creación intelectual de nuestro país.

 

Escritores, músicos, pintores, fotógrafos, cineastas y, en general, cualquier creador jubilado se ve afectado por esta medida desde que entrase en vigor ahora hace tres años. Por todo ello, VEGAP , la SGAE , CEDRO y la Asociación Colegial de Escritores de España (ACEE) –en representación de los colectivos de autores a los que representan- solicitaron al Gobierno un cambio en la legislación actual, que permita compatibilizar la percepción de pensiones con los rendimientos del trabajo derivados de la actividad creativa.

 

Por ello se presentó un manifiesto, que también se entregó en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en el que se solicita además que se detenga la campaña informativa que pide a los autores a optar entre renunciar a su pensión y la remuneración por el desarrollo de su actividad intelectual. 

 

El dibujante Forges, los escritores Javier Reverte, Marta Rivera de la Cruz o Paula Izquierdo, el fotógrafo Chema Madoz, el cantaor José Mercé, el músico Javier Campillo o la dramaturga Paloma Pedrero -entre otros-, han arropado la demanda con su presencia física a las puertas del ministerio. Al mismo tiempo, se ha remitido una carta oficial a la ministra de Trabajo, Fátima Bañez, en la que se recoge la siguiente petición:

Desde 2012, cualquier profesional de la creación mayor de 65 años que desee continuar desarrollando su actividad tiene dos opciones:

a) Cobrar su pensión pero renunciando entonces a percibir una retribución por sus cursos, artículos, conferencias y a los derechos de autor que su obra le genere, si con ello supera en ingresos el SMI anual bruto;

b) Continuar aportando su conocimiento, fruto de su experiencia a lo largo de los años o percibiendo los derechos de autor que legítimamente le corresponden, pero renunciando entonces a su pensión contributiva y no contributiva.

A pesar de las graves dificultades económicas que el sector creativ o ha atravesado en los últimos años en nuestro país, el Gobierno penalizó y cercenó la actividad creadora que a todos beneficia.

Las consecuencias de su aplicación son claras:

1. Un daño de proporciones incalculables al desarrollo intelectual de nuestro p aís impidiendo que nuestros autores puedan seguir aportando en una etapa de su vida en la que el grado de madurez, experiencia y sabiduría puede ser volcado en mejorar una sociedad cada vez más necesitada de peso intelectual.

2. Una desprotección de los creadores, especialmente aquellos con menores rentas que no pueden complementar sus pensiones no contributivas, con el fruto de su conocimiento.

3. Un descenso de la contribución a la Hacienda Pública. Si los creadores dejan de producir, también dejarán de contribuir a las arcas públicas.

Por todo ello, EXIGIMOS:

1.La compatibilidad de la percepción de pensiones con los rendimientos del trabajo derivados de la actividad creativa.

2. El cese inmediato la campaña puesta en marcha por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social que insta a los afectados a que elijan entre continuar manteniendo una vida intelectualmente activa o su pensión de jubilación.

3. La apertura de un proceso de diálogo con las organizaciones autorales que permita encontrar una solución justa para quienes, al finalizar su vida laboral activa, aún quieren aportar su talento al acervo cultural y científico -técnico de nuestra sociedad.

4.Que en virtud de un proceso de reflexión y análisis del sector, el nuevo Gobierno que salga de las urnas el 20 de diciembre, diseñe una nueva norma que permita compaginar el desarrollo social y creativo con los derechos sociales y laborales de todos.

En Madrid, a 6 de noviembre de 2015

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales