OBRAS DAÑADAS
CENSO VEGAP
Un censo para la conciencia

Ante la grave situación en que se encuentra una gran cantidad de obras de Arte Contemporáneo que se exhiben de forma permanente en espacios públicos, el Consejo de Administración de VEGAP ha puesto en marcha una campaña de concienciación ante la Administración Pública que se dirige, de forma especial, a las administraciones locales, para fomentar la conciencia sobre la obligación legal de la protección y mantenimiento de estas obras, cuando son propiedad municipal.

VEGAP ha puesto en marcha este censo que recoge todas las obras que se encuentran deterioradas en espacios públicos a lo largo de toda la geografía española.

Hasta el momento, se nos ha informado de la existencia de 83 obras de arte creadas por 60 artistas y que se encuentran en los espacios públicos de ciudades que pertenecen a 13 Comunidades Autónomas diferentes.
Estas obras son, en su mayor parte, esculturas (54) y murales (23), pero también hay vidrieras, pinturas, esmaltes e instalaciones.

La comunidad autónoma que presenta un mayor número de obras deterioradas y no restauradas es Galicia con 32 obras. A continuación, le sigue Murcia con 10, Aragón con 8, Canarias con 7, Andalucía con 6, Cataluña con 5, Madrid con 3, al igual que el País Vasco y Asturias, con 2 Castilla la Mancha y Cantabria.

El grado de deterioro que presentan las obras es muy variado y estamos recibiendo información constantemente, por lo que creemos que el censo que ponemos en marcha probablemente ha de ser incrementado en el futuro. El interés de esta publicación es el de evidenciar públicamente esta deuda de conservación que tenemos con el Arte Contemporáneo.

Una propuesta de los artistas a las Administraciones Públicas

El Arte contemporáneo cuando se manifiesta a través de las obras que están incorporadas en los paisajes urbanos establecen con los ciudadanos una relación civilizatoria imprescindible.

Por otra parte, el arte forma parte del patrimonio de la humanidad es, en sí pura civilización.

El arte contemporáneo es la manifestación de este patrimonio cultural expresado a través de los ojos del momento actual.

Cuando el arte contemporáneo es realizado por encargo de una administración pública nos encontramos ante una obra que forma parte del patrimonio público, es decir, que ha sido adquirida con dinero público y que pertenece a todos los ciudadanos, tanto a los habitantes de la ciudad, como a los forasteros que disfrutan del paisaje urbano y del arte que está presente en ese paisaje.

La conservación de estas obras artísticas es un deber público, además de constituir un derecho que los autores tienen a reivindicar la integridad de las obras que han creado por tratarse de un derecho moral que reconoce el artículo 14 de la Ley de Propiedad Intelectual, la cual, como todas nuestras leyes ha de ser respetada y hacerse respetar por parte de la Administración Pública. 

Los artistas recuerdan al Estado español que el derecho de autor es un derecho humano y que cuando piden el respeto a la integridad de las obras que han creado no lo hacen solamente por vindicar un derecho que les corresponde como creadores, sino también, por proteger un bien social, el cual, una vez ha sido realizado e instalado en un espacio público ha entrado ya en la categoría de un bien de interés general que ha de ser protegido también, por su interés social.

Los artistas proponen que en el Congreso de los Diputados se examine en profundidad la situación en que se encuentran estas obras arte contemporáneo en nuestro país y se arbitren las medidas que correspondan para garantizar una tutela eficaz a estas obras artísticas y a los derechos de propiedad intelectual de sus autores.

Obras dañadas censo (descargar PDF)

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales